Hombro congelado

imagen_seccion

¿Qué es el hombro congelado? 

El hombro congelado es un padecimiento que hace que el hombro esté rígido y no se pueda mover fácilmente. Cuando una persona tiene hombro congelado, el tejido de alrededor de la articulación del hombro se hace más grueso y duro. Esto podría suceder después de lastimarse el hombro o de someterse a una cirugía del hombro.

 

¿Cuáles son los síntomas del hombro congelado? 

Las personas con hombro congelado suelen tener rigidez y dolor en el hombro, además de problemas para levantar el brazo y moverlo para los costados o hacia abajo.

 

¿Es necesario que me realice pruebas? 

 Es probable que no. Su médico hablará con usted y le hará un examen. Con frecuencia eso es todo lo que se necesita para diagnosticar el hombro congelado, pero es posible que el médico quiera hacer un estudio de imagen, por ejemplo una radiografía o una resonancia magnética. Los estudios de imagen crean imágenes del interior del cuerpo.

 

¿Cómo se trata el hombro congelado? 

En la mayoría de los casos, el hombro congelado se cura por sí solo, pero puede tardar meses en sanarse por completo. Para mejorar el estado del hombro, puede:

 

Realizar Terapia física para ganar movilidad del hombro. Cada vez que haga ejercicios para el hombro, asegúrese de empezar poco a poco y aumentar el nivel de dificultad con el tiempo. De igual manera, tenga presente que un poco de dolor es normal, pero es importante que no se exceda. Si tiene un dolor intenso o de desgarre, deje de hacer lo que estaba haciendo e infórmeselo al médico

  • Descansar el hombro : Evite levantar el brazo por encima de la cabeza, agarrar o levantar objetos.
  • Tomar medicinas para el dolor
  • Colocar una infiltración de hombro
  • Realizar una manipulación del hombro

 

 

¿Qué sucede si mi hombro no mejora? 

En los casos en que todo el manejo ortopédico falla ya es indicación de realizar una artroscopia de hombro

 

 

© Diseñado y hospedado por: Damos Soluciones